Saturday, September 22, 2007






Los Voy a Extrañar

Antes de que esto parezca una nota de suicidio, voy a aclarar que extrañaré a mis alumnos de japonés, a los que ya conozco y a los que ya no conoceré jamás.

Así es, a partir del semestre entrante - y en aras de dedicarle mas tiempo a mi matrimonio - voy a dejar de impartir japonés, lo cual deja un vacío enorme en mi corazón.

Voy a extrañar a mi coordinadora, a los pases de Cine Japonés en la Embajada los miércoles, y como dije antes, muy especialmente a los alumnos -quienes ávidos del conocimiento soportan altas temperaturas y se apiñan en espacios reducidos, hacen planas y planas de kanji y la mayoría son mas respetuosos que en otros idiomas.

Saludines agridulces
Angelín

4 comments:

Joyrider said...

Mis respetos por manejar el Japonés, es dificilísimo, yo a duras penas puedo con el inglés (y español).


Saludos.

El Homo Rodans said...

mire no'mas la de monerías que oculta bajo las perchas.

cuando mencionó aquéllo de soportar altas temperaturas en afán de conocimiento me dió mucha envidia, no el calor, el esfuerzo, ahora que trabajo en un bachillerato rural donde muchas aulas no poseen electricidad y ya no se diga ventiladores para este calor tropicla, no es la inclemencia del clima lo que me desmoraliza, es la apatía de los estudiantes, es esa actitud de ligereza, de educación tradicional. acabo de pasar mi primer periodo de evaluación y los resultados no son nada alentadores, eso me preocupa, porque estos jóvenes serán los próximos profesionistas, hijos de campesinos en los que se han sembrado las últimas esperanzas de un campo que ya no resucita ni con subsidios, ni con programas federales de apoyo al campo, ni siquiera existe una demanda real de mercado.

los cambios siempre duelen porque obligan a reorganizarnos y a reinventarnos. que sea de crecimiento este ciclo que se abrirá.

abrazos germinales.

Tessitore di Sogno said...

Y así pasa la vida y sus detalles mágicos, como una flor de loto, detalles casi imperceptibles hermosos y momentáneos; es así como la vida se conforma en un suspiro, breve y exquisito.

Un abrazo, Angelín.

PS. Felicidades por la aptitud en el japonés.

生命は短く、美しい

翼のおれたエンジェル said...

Estimado Joyrider
Mis respetos por su blog, lo he leido y me gustó bastante.

Estimado HR
No se sienta mal, pues los chavos unam vienen siendo la crème de la crème del país, quienes ya pasaron por unos cuantos procesos de selección. Es muy bueno que le echen ganas, pero yo sé que no necesariamente son representativos a nivel país.
Ahora, si sus chamakos están como usted dice, yo dudo que sea culpa de ellos. Voy a ponerle un ejemplo: hace miles de años estuve en un grupo de teatro; pusimos una obra de teatro infantil (bien panfletaria, luego le cuento), y fuimos a escuelas y unidades habitacionales y demás. Pero cuando fuimos a un hospital se nos cayó el maquillaje con las lágrimas. Era para partir el alma ver niños sin afán de moverse, acostados en sus camas porque las enfermeras y los doctores exigían reposo. Vaya, no eran niños, eran niños-muñecos. Pues para nuestras pulgas. Le echamos mas ganas a la función, los paramos, hicimos que se movieran y que recordaran que los niños corren y echan desmadre.
La misma función tendrá usted: recordarle a sus alumnos-muñecos que los adolescentes deben ser cuestionadores y curiosos (usté disculpe el choro).

Tessitore
Me gusta mucho lo que hace con las palabras y al contrario, felicidades por su elocuencia. Escuché su voz en su post y suena muy padre también.

Saludines
Angelín