Sunday, September 24, 2006

Teacher’s Pet

Hoy quiero compartir con todos los que leen este humilde espacio la enorme felicidad que significa el haber encontrado a mi Nene, y también contarles la historia de nuestro atípico, pero afortunado encuentro (el año y cachito que llevamos me da derecho a pensar que las cosas van bien, aunque ustedes saben que nunca se puede cantar victoria).

Al principio tenía mis reservas para contar cómo nos conocimos, por aquello que desde muchas perspectivas diferentes, iba a parecer un abuso y un agandalle por parte mía. Verán, yo era su profesor de inglés. Sí, sí, ya sé que esto parece un caso típico de enamoramiento juvenil (el Nene) y la falta de escrúpulos de un cuarentón (o sease yo). Pero señores del jurado, puedo demostrar que todo sucedió de manera natural y sin manipulaciones.

No estoy seguro qué tanto haya influído el hecho de que yo era su profesor, pues eso es algo que solamente el Nene sabe. Lo que sí puedo decir, por mi parte, es que nunca hice nada que implicara jugar sucio. Es decir, confieso que el Nene me gustaba y que yo suspiraba y babeaba cuando lo veía en mi aula, pero nunca le hice un pase, nunca lo cité en mi depa, nunca lo invité a salir mientras estábamos en clase, ni siquiera le cerré el ojito. Es curioso, pero ya que vivíamos juntos y en conversaciones del tono de “¿qué hubiera pasado si...?”, le he dicho que yo no hubiera podido hacer nada si no es que recibo una señal suya. Me conozco, y no hubiera tomado la iniciativa (zonzo de mí).

Lo que cambió nuestras vidas, señores del jurado, es que el Nene me envió la tan ansiada señal en forma de un mail, invitándome a salir cuando terminara el curso. Entre mis reacciones:
Dios Querido, que juventud tan intrépida, que arrojo de los niños de hoy en día. ¿Qué voy a hacer? Is this even legal? ¿qué me vió precisamente a mí, si puede salir con quién se le antoje? ¿qué hagoooooooo? ¿no será una broma para Candid Camera?

Es justo decir que el día en que por fín salimos fué un día especial para los dos, el cual significó el final de una espera casi tan larga como el semestre. Ese día sonaron las campanas imaginarias de todas las catedrales imaginarias que hay en mi cabeza. Contingentes de palomas imaginarias levantaron el vuelo, y supe que iba a ser un día que recordaría siempre, no importa lo que pasara.

Saludos,
Angelín Enamorado

PD: Esta vez la encuesta tiene un tono mas personal, pero espero que se animen y la contesten.

13 comments:

Flavio said...

Doy fe, para constancia de los demás lectores que Angel juega limpio en todos los aspectos de su vida.

¡Gracias por compartir tu(su) historia! esta relación era definitvamente para Ustedes, no queda duda =)

¡Saludos!

Fengaraki said...

¡¡¡Hoooola!!!

Pues yo creo que todo pasa por alguna razón y en este caso fue para bien, nadie sabe cómo suceden estas cosas... pero... ¡¡¡que bueno que pasan!!! y ahora ya nada importa... no hay explicaciones que dar ni razones por justificar.

de nuevo, ¡¡¡Felicidades!!!

el Erario Inagotable said...

ps qué fuerte! y faltaba mucho para que acabara el semestre? tortura!!

Beto Olmos said...

El jurado te sentencia a pasar los siguientes indeterminados años de tu vida al lado de tan buen mozo, el Nene, y te obliga a darle toda la felicidad humanizante que tu corazón sea capaz de construir.

翼のおれたエンジェル said...

Gracias a todos por sus comentarios y por contestar la encuestilla con tan interesantes resultados.

Hoako Sama:
Me obliga mucho que tengas tan alta opinión de mí. A veces releo los mensajes que empezábamos a enviarnos y todo fué tan natural que parece que tenía que suceder.

Fengarakinskaya
Exacto, nadie sabe cómo ni porque suceden estas cosas. Yo siempre había dado clases de lunes a jueves y ese semestre en particular un grupo se canceló y me movió todo el esquema.
Cuando me dieron mi horario y ví que tenía clases de japonés de lunes a jueves y clases de inglés lunes, miércoles y viernes me dió mucho coraje...
Poco sabía yo que me esperaba, hehehehehe.

Estimado Erario de Verano
Vaya que es fuerte, pero afortunadamente la verdadera tortura duró cerca de un mes. Un poco antes del día del maestro (15 de mayo), los dos nos dimos cuenta que había algo de atracción mutua.
Empezamos por escribirnos mails, pues yo siempre doy una dirección para tareas y cosas de la escuela.
Finalmente salimos a comer el último día de clases, precisamente cuando terminó la última clase.

Estimadísimo Beto
Me fascinó la sentencia. Estoy pensando en cumplirla, pues no hay nada que desee con más fervor. Tu sabes cómo es esto de estar enamorado.

Saluditos a todos y perdón por demorar tanto en actualizar y comentar.

Un abrazotototote
Angelín

Sil said...

¡¡Hola!! Me gustó mucho leer su experiencia, alegró mi día. Ya ve que habemos otros que sufrimos por amor, pero usted que lo tiene, disfrute!!! Qué dicha! Yo también creo que todo pasa por algo, no se cuestione. ¿Qué es eso de preguntarse que qué vio el Nene en usted? Usted tiene muchas cualidades y él obviamente vio hasta las que no son tan visibles.

Yo también le doy las gracias por compartir la experiencia y por haberme invitado a su blog.

¡¡¡¡Felicidades!!!! Y que todo continue así de bien.

El Mesero said...

Por algún tiempo, en mi anterior vida, fui maestro. Y no, no estoy hablando de reencarnaciones, sino hasta hace un año que dejé la docencia universitaria para volverme mesero.
Dar clases aumentaba mi migraña y toleraba muy poco a mis alumnos. Nunca me gustó uno (o una), pero siempre tuve la fantasía de acostarme con alguno, sólo para romper las reglas.
Un saludo.

Medea Tangerine said...

¿Das clase en CU?

翼のおれたエンジェル said...

Wow, ha pasado tanto tiempo...

Sil, tu sabes que no es necesario que uses el "usted"; para mí significa muchísimo que hayas ido a verme en persona, que hayas visitado este espacio y que me hayas dejado tu comentario. Siempre que tengo un tiempecito te leo y me veo muy reflejado en lo que dices, no tienes idea. Aún así me siento como un uninvited guest. Me he quedado con las ganas de dejar comentarios en tu blog.

En cuanto al amigo Mesero, bienvenido ¿no extrañas la docencia? Igual que tú tuve una vida anterior, me dediqué a la pintura hasta como los 25. A veces extraño el olor de los acrílicos y de la trementina y vuelvo a las andadas. ¿Y tú que tal con tu docencia? ¿lo dejaste para siempre siempre siempre? ¿rompiste las reglas? Jejejeje

Medeus Mandarinus: así es, doy clase en CU, tooodas las tardes estoy allá (profesordeasignatura"A"definitivo/comefrutasyverduras/alimentatesanamente/permisodegobernaciónmilochomil).

Últimamente los atardeceres han estado de-pos-tal, como para estar con el Nene tumbado en las Islas...
Alas, si me escapara de clase un día de estos...

Saludines para todos
Angelín

Medeo Mandarino said...

Ya lo imagino que sí :)
Nos vemos pronto (espero!)

YO MISMA said...

mmmmm

la verdad es que yo creo que las personas deberían involucrarse con iguales en edad, pero claro, no es que piense así militarmente

entiendo que pueden darse casos del más puro amor y claro que soy la primera en defenderlos

lo que me molesa sobremanera, especialmente en el mundo gay, es cando meramente por una cuestión sexual, por una atracción física, los viejos se buscan chicos, eso me apesta

te dejo saludos

Erick Solórzano said...

Wow !! Que historia, de verdad que parece cuento de Hadas... Felicidades por compartirla con nosotros y te deseo mucha felicidad al lado del Nene...

Angel y yo fuimos educados a la antigua, respeto absoluto a los alumnos, por ello es casi imposible que tomemos la iniciativa, y creo que es mejor. Estoy seguro que conocemos casos que han roto las reglas, y asi les ha ido.

A mi me sucede que tiendo a ser bastante rigido con los alumnos, aun con aquellos que me han llegado a gustar, pero no fue sino cuando conocí a Luis, que definí de que edades me gustaban los chicos.

Por ultimo, Angelito, te tengo que confesar que desde aquellos días del grupo Thal, tu me gustabas muchisimo, pero nunca me aventé. Eres una personita con muchas cualidades.

En cuanto a la amiga regañona (yo misma), creo que juzga bastante a la ligera el mundo gay, o tal vez no, pero les puedo asegurar que tanto Angel como un servidor, no somos esa clase de personas depredaoras que menciona en su comentario.

He dicho.

Con afecto.

Erick.

Sil said...

Sabes que no necesitas invitación. Puedes comentar en mi blog cuando quieras.